Buscar
  • El breve espacio

Hasta a Célida, le pega presidencia de La Polla en MORENA

Termina la era de Yeidckol Polevnsky Gurwit, inicia la de Alfonso Ramírez Cuéllar


Luis Enrique Ortiz

Yeidckol Polevnsky Gurwit y Alfonso Ramírez Cuéllar, La Polla

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México, por fin la izquierda, el movimiento social independiente y los sectores progresistas de este país, tienen desde 1938, un muy buen barco para la larga y tormentosa travesía que significa construir una nueva sociedad, alternativa al neoliberalismo, que reduzca la opulencia y la indigencia.


Sin embargo, en el partido del presidente y en no pocos de sus aliados, consideran que eso no es para nada su única ventaja estratégica ante el poderoso adversario, Don Dinero.


Una larga y cruenta disputa por el control de MORENA y por tanto de las candidaturas rumbo al 2021, prevalece al momento. El afán de hacerle hoyos al barco que los quiere llevar a buen puerto, no cesa y por momentos pareciera que hay quienes ganan, desde adentro, si el partido se debilita. Los resquicios producto de la guerra interna, hacen que cada vez le entre más agua al navío de la Cuarta Transformación. Aunque, hay que aceptarlo, el caso aún aguanta un par de tormentas más, al menos.


El auto sabotaje está a la orden del día, de manera tan burda que, en menos de un año, de la presidencia de AMLO, el Trife anuló a MORENA una convocatoria a elecciones internas, por un conjunto de irregularidades en el proceso que superó el 40% de las asambleas electivas e incluyó como común denominador un padrón afeitado al ras, a modo de ciertos grupos que querían ganar el partido al estilo del PRI o del PAN, en años más recientes, como si fuese elección constitucional con pura mapachada.


Luego de cuatro meses de la nulidad decretada el 31 de octubre de 2019, un contexto de crisis y cuartelazos, llevó a Alfonso Ramírez Cuellar a la presidencia de MORENA, quien seguramente este lunes será ratificado por el INE, órgano autónomo al que la justicia electoral federal le ordenó reconocer al diputado federal con licencia, conocido también como La Polla, cuyos orígenes se remontan a la organización política de los años 80, la Corriente Socialista.


Video mediante el cual Jacobo Mendoza Ruiz encabezó la resistencia contra el cuartelazo de La Polla, hoy legal presidente del CEN de MORENA. (26 de enero de 2020). Tomado del muro de Facebook de Mendoza Ruiz .

JACOBO MENDOZA Y ALMA LIMÓN


Con la ratificación de La Polla, algunas cosas interesantes ocurrirán en Sonora, en especial con el presidente local de MORENA, Jacobo Mendoza Ruiz. Quién no sólo fue leal e institucional con la presidencia casi extinta de Yeidckol Polevnsky Gurwitz, quien intentaba extender su mandato hasta más allá de las elecciones de Hidalgo y Coahuila. O cómo Buzz Lightyear, al infinito y más allá.


Mendoza Ruiz no sólo se opuso al cuartelazo de La Polla, ocurrido el 26 de enero pasado donde inició el fin de la era Yeidckol en MORENA. Mendoza Ruiz encabezó, mediante un vídeo en redes sociales, la resistencia de la mayoría de los presidentes y secretarios generales de ese partido en los estados.


Hoy Mendoza Ruiz, está más cerca que nunca de dejar de ser la voz del partido en Sonora, al igual que la tesorera Alma Limón estará –ahora sí- bajo lupa, porque lo primero que declaró La Polla, según La Jornada hace un par de días:


Luego de ser ratificado como dirigente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar informó esta mañana que realizará una auditoría de las finanzas del partido durante la gestión de Yeidcol Polevnsky, si bien puntualizó que no es una "cacería de brujas". (La Jornada, 27 feb 2020).


En el caso de Sonora, Alma Limón tiene muchas acusaciones –al menos de boca de más de un morenista- por uso faccioso de los recursos del Partido y se la van a cobrar muy pronto, tal vez no sólo con dejar el cargo al que se aferra como mazorca a hocico de cochi chiquito, sino con ser declarada “elemento gacho” y no ser candidata ni suplente de regidora en Aconchi. Eso sí caliente, diría el clásico.


La reducción de Jacobo Mendoza a un segundo plano y ya sin poder ni lana, podría tener repercusiones en la correlación de fuerzas de la propia fracción parlamentaria en el Congreso Local. No le quiten ojo de encima al diputado Miguel Ángel Chaira Ortiz, de quien se dice que la vida es una tómbola, tómbola.


Sin duda pronto habrá un interinato y una serie de movimientos paralelos, obligados y complementarios, que cambiarán la correlación de fuerzas internas, al grado de que hasta la propia candidatura de Célida López Cárdenas, para reelegirse (Sí Chuy), como alcaldesa, peligra.


Si bien es cierto, la rocaportense se alineó en su momento con Mario Delgado, el coordinador de los diputados federales de MORENA, que también quería ser su presidente nacional, eso no le garantiza nada, pues quienes empujaron el cuartelazo desde Sonora a favor de La Polla, son todo menos aliados convencidos de la alcaldesa de florido lenguaje, como sí lo es Jacobo y quien era como una especie de correa de transmisión de apoyo del más insigne sonorense del momento, Alfonso Durazo Montaño hacia la presidenta del municipio más importante de la entidad.


De eso, luego escribiremos, hay mucha tela de donde cortar, incluyendo el uso de Agua de Hermosillo como caja chica (eufemismo) para financiar las aspiraciones re eleccionista de Ella y sus compas.

0 vistas

©2019 por El breve espacio. Creada con Wix.com