Buscar
  • El breve espacio

El padrón de MORENA y su crisis actual



Luis Enrique Ortiz


El tema del padrón tiene a MORENA en una grave crisis paralizante, con sus huestes peleando hacia adentro, mirándose el ombligo, en especial en Sonora, donde pese a tener al menos un par de presidenciables en el gabinete federal, sus militantes se han alineado –para pelear- a los dos grandes bandos que se disputan a nivel nacional el control del CEN y sus recursos.


La primera segregación dentro de MORENA, ha tenido lugar al concretarse el cuartelazo de La Polla, alias Alfonso Ramírez Cuéllar; así empezó el PRD, conste. En la izquierda las fracturas suelen tener crecimiento exponencial, son como células vivas, diploides, en plena reproducción en primavera.


El problema de ese partido, todo mundo sabe, es el padrón. Un padrón no confiable no puede existir en un partido que pretende ser instrumento de cambio, transparencia y honestidad.


Por eso desde arriba, MORENA se ve como el típico hormiguero que ha sido atacado, con individuos corriendo para todos lados, sin saber lo que está pasando.


El problema del padrón le explotó en las manos al ex gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, quién tal vez por las consecuencias de la falta de acuerdos internos, mejor renunció a la Secretaría de Organización, responsable estatutaria de contar con un listado confiable de Protagonistas del Cambio Verdadero.


Desconozco si estuvo a su alcance, corregir los errores heredados o no, pero Chino Viejo, sabía que no podía haber una elección con ese padrón, por lo que se pronunció algunas veces por mecanismos menos cavernícolas y meta perredistas, como la encuesta para renovar al CEN, que no está en los estatutos, sí, es cierto.


Pero mucho se hubiesen ahorrado con aceptar la sugerencia del Presidente, que apuntaba en el mismo sentido, de la encuesta, para evitar una confrontación como la que ocurrió.


Al final el que quedó mal no fue MORENA, sino el partido del presidente, al dejar la sensación de fraude y rasuramiento del padrón de más de dos y medio millones de afiliados.


Una versión, filtrada por el mismo Chino Viejo, apunta a que los anteriores secretarios de organización Tomás Pliego Calvo, Gabriel García Hernández nunca aclararon cosas como:


1. De los poco más de tres millones de afiliados, en el Sistema Electrónico de Registro Nacional de Afiliados de MORENA, previo a la caída de la elección de 2019, sólo 670,000 cuentan con soportes documentales y por lo tanto sí podrían votar, pues deberían aparecer en el registro del INE. Por qué los casi dos millones 700 mil “rasurados”, nunca tuvieron soporte documental, no sé, habría que preguntar a quienes los afiliaron.


2. De los 670,000 militantes con soportes documentales que sí podrían votar habría que restar a los 496,729 fundadores, de quienes no se sabe de casos que no hayan podido votar por no aparecer en el listado interno.


3. Sólo 173 mil Morenistas afiliados después de 2014, tienen soporte documental en su solicitud y por tanto sí aparecían en padrón de Leonel Godoy.


4. En 2015 el Partido afilió a 2 millones 402 mil 673 personas, de las cuales –según Godoy Rangel- al no tener soporte documental, no se les puede considerar miembros del partido legalmente. Por eso no pudieron votar, ninguno.


5. A los 496,729 fundadores hay que restarles, según el INE, 177 mil 280 personas fallecidas o privadas de su libertad y sin derechos políticos de 2014 a 2019. Más de 35 mil 400 personas fundadoras de MORENA murieron al año o fueron sentenciados a cumplir pena de cárcel. Es mucho ¿no? Casi el 35%!


Pero ésto último lo veremos después.

0 vistas

©2019 por El breve espacio. Creada con Wix.com