Buscar
  • El breve espacio

El FAOT, la Expo y las “paris” del Pitic


Tapar baches es dinero tirado a la basura, la cultura es la que nos sacará del hoyo y el atraso y el de quienes nos gobiernan.



Luis Enrique Ortiz


Sin duda alguna es un despropósito y una propuesta no digna de ponerse a consulta la cancelación de cualquier festival cultural, por piojo, rascuachi, mal organizado o desfondado que pueda estar.


Por fortuna en Sonora tenemos buenos eventos que han mejorado, sí y mucho, con el tiempo, pero que no dejan de tener deslices “aislados pero frecuentes”, diría el clásico Bulmaro Pacheco, que por cierto Toño, me vale madre tu pleito con él.


Son tan pocos los espacios y tan corta su duración, que ni siquiera el pago de Los Ángeles Azules, se puede considerar técnicamente como un derroche.


Que, si Hermosillo no tiene parejas ni las calles de la Pitic, pero le van a pagar varios millones al Tri Geriatra, pues que se los paguen, total al cabo que ya se van -esos días- debido a tanto recorte presupuestal.


La venida de La Maldita a Hermosillo, en 2019, con cargo popular, me ha enseñado que a veces vale la pena pagar impuestos.


Pues que venga el Tri, pero a Hermosillo, no la chiflen que es cantada. ¿Se acuerdan el desmadre vial que se armó en Álamos con la chilanga banda pintada de azul? Pues se va a poner “pior” y eso es un chingo más de lo mal que se puso el fragulloso día.


Al menos en Hermosillo hay pa donde correr en caso de que algún pinche ondeado, punto loco, saque la fusca y le jale.
¿Pero en Álamos, para dónde te haces? No hay para donde correr y si un cabrón saca pistola, le responden 30 cuernos. ¿Se imaginan?

La generación de la crisis también merece de vez en cuando un apapacho pagado con sus “taxis”, y en eso los festivales culturales juegan un papel determinante.


Sea en Álamos, Caborca, San Luis Río Colorado, Hermosillo, Guaymas o Etchojoa, cualquiera puede ser el marco para que una popular banda de rock mexicano pueda venir a ambientar las manifestaciones culturales de la tierra de la carne asada y el fin de la cultura del centro del país.


Ningún bache estará tapado después que se te olvide haber llevado a tu hijo a escuchar buen rocanrol, con conciencia social. Tapar baches es dinero tirado a la basura, la cultura es la que nos sacará del hoyo y el atraso y el de quienes nos gobiernan.


Lo que sí está cabrón es que en Radio Sonora se programe reguetón y que de vez en diario se les vaya al aire una que otra rola misógina del folclor buchón regional, pero eso es otra cosa.


Es cierto, ni las Fiestas del Pitic, mucho menos el Festival Alfonso Ortiz Tirado, se deben suspender, tal vez sólo mejorarse y ser cada vez menos instrumentos de las empresas cerveceras, que trocan cualquier evento de masas en la letrina más grande del momento y alto consumidor de las populares y refrescantes chelas. Helaaadas. Aah!


Tal vez la Expo Gan sí debería replantearse, pues además de una confesión de nuestra culpa colectiva en la emisión de gases de efecto invernadero, es más algo caro y carnestolenda contenida dentro de una cerca de alambre, tal como el señor hacendado contiene a su ganado.


Antes de cortar la próxima riata, debería replantearse el papel que desempeña la Expo en la cultura del sonorense, al menos de esa sub especie que paga botes de 40 pesos y tacos de a dos por cien varos y todavía se mete al palenque y le apuesta al giro.


La fiesta con la que nos reconocemos como introductores del buffel, consumidores sobre salientes de carne (importada, por cierto) y orgullosos de pistear en ancas de un buen caballo, debe repensarse y analizarse antes cual es el papel de esa cultura, alta devoradora de recursos naturales, en los problemas ambientales del entorno.


Tal vez los rocanroles no sean muy amigables con el ambiente, también crea condiciones para mega pisteadas y mega fumadas, pero tiene rolas como esa de la “Triste canción de amor” y la prefiero mil veces a esa que dice: “te estoy engañando con otra” o esa otra de “ando buscando un cabrón para partirle la madre”.


Qué viva el rocanrol, aunque sea el del Tri.




47 vistas

©2019 por El breve espacio. Creada con Wix.com